Federico García Lorca: Un vanguardista a ultranza.


Ampliar imagenFederico García Lorca a los 18 años – Foto tomada de Biografías y Vidas

Miércoles, 16 de agosto de 2006

Rafael Estefanía
BBC Mundo, Granada

Federico García Lorca nació el 5 de junio de 1898 en el pueblo de Fuente Vaqueros en la provincia de Granada. Cuando murió, 38 años más tarde, el legado de su obra y su personalidad ya le habían garantizado un lugar en el panteón de los inmortales.

Parque Federico Garcá Lorca.

Algunos creen que los restos de García Lorca están cerca de los olivos del parque que lleva su nombre…

Adelantado a su tiempo, Federico vivió en una España que caminaba hacia atrás.

El más gitano de los poetas, etiqueta que por cierto detestaba, era también el más internacional y su continua evocación de la España costumbrista y el folclore hay que entenderla como una destilación de lo español a los ojos y en la pluma de un hombre que no conocía fronteras.

“Canto a España y la siento hasta en la medula, pero antes que esto soy hombre de mundo y hermano de todos”.

Cuando uno viaja a Granada y sus alrededores hoy, todavía es posible ver algunos de los elementos que inspiraron la obra de Lorca: la luz reflejada en las casas blancas en el Albaicín, el aire limpio de la sierra, el luto de las comadres sentadas en los quicios de las puertas, o caminando en grupo a misa los domingos, el silencio religioso de la hora de la siesta, la algarabía de un grupo de gitanos cantando por bulerías en el Sacromonte.

“Granada aun hoy es un pueblo pequeño, todas las familias nos conocemos, en ese sentido no ha cambiado mucho de la Granada en la que Federico vivió”.

El que habla es Federico Jiménez, director del Hotel Reina Cristina, antigua casa del poeta Luis Rosales en la que Lorca se refugió y de la que fue sacado por la fuerza por los falangistas y conducido a su muerte.

“Por esta misma puerta lo sacaron y lo subieron a un camión con otros sospechosos políticos. La gente que vio aquello, ni siquiera hoy quiere hablar. Los viejos prefieren olvidar y no abrir viejas heridas porque aun no están cerradas del todo”.

Heridas abiertas

Parque Federico Garcá Lorca.

… pero otros piensan que la familia los sacó de la fosa común.

Es en esta categoría de heridas abiertas es donde se emplaza la muerte de Lorca: 70 años después de su ejecución su cuerpo todavía no ha sido encontrado.

A menos de 40 minutos en coche desde Granada está Fuente Vaqueros. En este pueblo se encuentra la casa en donde nació Lorca.

Hoy es un pequeño museo, y en él se conservan objetos personales y retazos de la vida y obra de Federico. Un antiguo gramófono reproduce el sonido de algunas de las composiciones musicales de Lorca.

La cuna, fotos en el colegio, y una copia del certificado de defunción firmado por sus padres. “No les quedo más remedio que firmar”, me cuenta Paco, el encargado de la casa museo.

“A pesar de que nunca apareció el cadáver, tuvieron que firmar, pues esa era la única manera posible de hacer oficial la muerte de Federico”.

En el piso de arriba carteles, recortes de periódicos, cartas, calificaciones escolares y otros objetos personales, me sirven para asomarme al hombre detrás del poeta y dramaturgo más influyente del siglo XX.

Paco me lleva a hasta un monitor de televisión. Lo enciende y vemos a Lorca en la única filmación que existe de él. Es en blanco y negro, y en ella Lorca aparece siempre sonriendo, vital, ayudando con los decorados o actuando. Parece una persona llena de energía.

“Federico era radiante y transmitía esa energía a cuantos le rodeaban”, me cuenta Paco.

“Otro poeta amigo de Lorca, Jorgue Guillén, solía decir que cuando Lorca estaba cerca, no hacía ni frío ni calor, sino que hacía “Federico”. ¡Era tal el estado de embriaguez que producía su presencia que uno se olvidaba hasta de la temperatura!”

Vanguardista a ultranza

Museo de Federico Garcá Lorca.

La casa donde nació el dramaturgo es un museo que hoy exhibe sus objetos personales.

En una época en la que en España apenas se viajaba, Lorca vivió en Nueva York, en donde escribió su aclamado “Poeta en Nueva York”, se trasladó a Argentina y residió en Cuba (“En un coche de aguas negras iré a Santiago”).

Fue un adelantado a su tiempo, viajero inquieto, homosexual y vanguardista a ultranza.

“Católico, comunista, anarquista, libertario, tradicionalista y monárquico” como el mismo se definió una vez, Federico nunca tuvo una afiliación política definida, motivo por el cual muchos creen que su ejecución se debió más a motivos personales que políticos.

“La envidia es un factor muy importante en la muerte de Lorca”, me cuenta Ian Gibson, biógrafo de Lorca y gran experto de la historia contemporánea en España.

“Lorca era envidiado por sus dones, tenía dinero, tenía éxito. Cuando los militares tomaron el poder, su ejecución era sólo cuestión de tiempo. Un homosexual, liberal y con éxito no se podía tolerar en la España de Franco”.

Lorca fue asesinado un 19 de agosto de 1936 a pocos kilómetros de Fuente Vaqueros, entre Viznar y Alfacar.

Le pregunto a un lugareño de unos 80 años si recuerda algo de aquellos tiempos: “Aquí llegaban muchos camiones con presos para ser fusilados y se los enterraba por ahí, cerca de ese barranco. Un tiro en la nuca y al hoyo”.

En uno de esos camiones trasladaron a García Lorca, junto con un profesor de escuela y dos banderilleros. Se cree que los cuatro fueron fusilados y arrojados juntos a una fosa común.

En busca del pasado

Lorca era envidiado por sus dones, tenía dinero, tenía éxito. Cuando los militares tomaron el poder, su ejecución era sólo cuestión de tiempo. Un homosexual, liberal y con éxito no se podía tolerar en la España de Franco

Ian Gibson, biógrafo de Lorca

Hoy, Francisco Galadi y Nieves Galindo, nietos de los banderilleros ejecutados, buscan identificar los restos de sus abuelos y esclarecer el misterio de una vez por todas.

“Están a unos dos metros y medio del monolito levantado en el parque Federico García Lorca justo al lado del olivo”, asegura Francisco Galadi.

Ahora ha recurrido a los tribunales para que se le permita exhumar los cadáveres. Sin embargo, la familia Lorca se opone a la exhumación y quiere que se dejen los cuerpos donde están.

Lea: Debate por restos de García Lorca

“No vamos a averiguar nada nuevo exhumando la fosa donde se encuentra Federico”, comenta Laura Lorca, sobrina del poeta y directora de la asociación García Lorca.

“Él fue asesinado allí, las circunstancias terribles fueron esas. Hoy ese lugar para nosotros es un cementerio en donde reposa junto con otros cientos de personas que, como él, fueron asesinadas. Queremos que se respeten las circunstancias de su muerte y se proteja este lugar de la especulación comercial y del morbo”.

Sigue el misterio

Foto de Federico Garcá Lorca junto a algunas de sus obras.

Las balas no pudieron silenciar la voz de este poeta español.

Y mientras tanto, el misterio sobre de la muerte de Lorca continúa. La negativa de la familia Lorca a desvelarlo, con la apertura de la fosa, aumenta las especulaciones.

“Alguna gente dice que el cuerpo de Lorca ya no esta allí, que la familia lo sacó durante la guerra y lo enterraron en la finca familiar en Granada. Eso quizás explicaría esa insistencia en no abrir la tumba por parte de la familia”, relata Gibson.

En alguna parte de este parque dedicado a su memoria reposan los restos del poeta.

Él, que tanto escribió de la muerte e incluso predijo la suya en uno de sus poemas ( “Mi corazón reposa junto a la fuente fría” ) no supo verla cuando llamaba a su puerta.

Mientras la polémica sobre la exhumación de la fosa continúa en los despachos y en los tribunales, aquí, rodeado de árboles y con la sierra de Granada al fondo, descansa un hombre cuyo delito fue ser libre en un momento de la historia de España en la que apelar a la libertad era llamar a la puerta de los verdugos.

70 años después de su muerte, su voz sigue hoy tan viva como en aquel 19 de agosto en el que las balas intentaron callarla.

Fuente: BBC Mundo

Artículos / Noticias relacionadas:

Anuncios

One Response to Federico García Lorca: Un vanguardista a ultranza.

  1. […] Desde 1918 el emblemático hotel Majestic Barcelona ha sido el centro de buena parte de la vida social, cultural y política de la ciudad. En él se han hospedando personajes como la reina María Cristina, Antonio Machado, García Lorca ó Joan Miró y cuenta entre sus actuales clientes a personalidades como Mario Vargas Llosa o el Dalai Lama. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: