Libros. ‘La distinción mosaica o el precio del monoteísmo’, por Jan Assman.


Leer reseñaLa culpa de la intolerancia es del monoteísmo, de su búsqueda de la verdad, y al mundo le iría bien volver al todo vale politeísta. Assmann denomina “distinción mosaica” al fenómeno cultural ocurrido hace unos tres mil años, cuando aparecieron las religiones monoteístas y fueron barriendo a las politeístas. El hecho de la “distinción” no es tanto numérico, cambiar muchos dioses por uno solo, sino esencialmente cualitativo: “No me parece que la distinción más decisiva sea la distinción entre el dios único y los muchos dioses, sino la distinción entre verdadero y falso en la religión, entre el dios verdadero y los dioses falsos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: