Viajes. Olas que detienen el tiempo en Playa Popoyo, Nicaragua.


La preciosa costa pacífica al sur de Nicaragua tiene un fuerte potencial como destino para el surf y la pesca. Viajamos hasta Playa Popoyo y Playa Santana, en Las Salinas, una pequeña comunidad indígena al este de Rivas. Están situadas a dos tres horas, según se tomen dos de las carreteras que llevan hasta ahí, de la capital Managua.

Bernadette Sanz – Día 22/02/2012

Ampliar imagen
El lugar es un verdadero paraíso para los amantes de las olas – Bernadette Sanz


Quizás lo mejor de toda esta zona sea un atípico hotel situado entre estas dos playas, con una de las mejores vistas al océano que he visto en mi vida. El Hotel Magnific Rock Popoyo se contruyó con un estilo alpino, y es esa fusión europea-nicaragüense la que le imprime un sello tan especial. Dispone de tres tipos de habitaciones para todos los presupuestos, aunque en realidad no habría precio que pueda pagar esas vistas y la ubicación. El ambiente en el hotel es absolutamente relajante, es el tipo de lugar donde el mundo se para, el tiempo no pasa y donde sólo se oye el ruido del Océano. Las vistas, que ofrecen una panorámica de 270 grados al mar, tomaron casi todo mi tiempo ya que es imposible dejar de prestar atención a la puesta de sol, los pelícanos y las olas. Espectáculo tras espectáculo.

Popoyo puede presumir de una de las mejores olas de Nicaragua y este hotel, al estar ubicado enfrente de una de estas ondas de gran amplitud, es perfecto para practicar el surf. Casi todos los días se presentan condiciones perfectas para estar en el agua. Hay olas para todos los niveles, desde principiantes, hasta profesionales que pueden remar incluso hasta el ‘outer reef’.

Otra playa, quizás la mejor es ‘Playgrounds‘. Como el propio nombre indica, es uno de los mas divertidos, con ‘fish’ o ‘longboard’. Aquí ya sólo se puede acceder por barco. Eso sí, siempre habrá varios pescadores que alquilen sus servicios para llevarte. Los hoteles también suelen organizar viajes. El sitio es perfecto, a nadie le gusta hacer surf con playas llenas, pero aquí se pueden evitar los grupos si se viene en la temporada correcta.

Para los que no busquen la adrenalina de las olas, también pueden pescar. Se puede durante todo el año y tanto pesca deportiva como pesca tradicional. Hay muchos pescadores locales que te llevan, y si no algún hotel de la zona también aporta la logística apropiada. El pez gallo es al más popular, seguido por el dorado y mero. Más cosas: también es el lugar perfecto para hacer yoga y conectar con la naturaleza. El Hotel Magnific Rock precisamente hace cursos de yoga en el ático de su principal edificio.

Hay varios restaurantes muy buenos por toda la zona, donde se puede probar platos locales de primera calidad y por un precio al alcance de todos. El Restaurante El Toro (en el Hotel Popoyo, Playa Guasacate) tiene una excelente cocina tradicional y es una auténtica maravilla cenar bajo unatropical palapa, con su techo formado con palmas secas y soportes de madera de techo formado con palmas secas y soportes de madera de palma. El cebiche es muy típico, la langosta esta riquísima y hay que probar el plátano frito y queso.

UN POCO DE SOMBRA PARA MOVER EL BIGOTE

El Restaurante Clubhouse, en Rancho Santana, es uno de los mejores y una opción muy recomendada para una cena especial. La terraza, que da a la piscina y al mar, recuerda a los ambientes caribeños de antes. Sirven pescado fresco del día y el entrante estrella son los langostinos rebozados en coco crujiente.

Tambien el Hotel Popoyo dispone de un restaurante. Lo mejor son claramente los desayunos. Las mesas están situadas justo en las barandillas que caen al agua, lo que da una sensación de estar cenando en el agua. Todos los platos están preparados con productos frescos locales por tres señoritas del pueblo que lo hacen con mucho encanto. La combinación de productos orgánicos con las magníficas vistas te sirven la manera perfecta de empezar el día.

Sin duda, Playa Popoyo es el lugar perfecto para escapar de la vida urbana, tumbarte en la arena, escuchar las olas y comer en buenos restaurantes. Y además, y no es menos importante, todo con bajo presupuesto.

LAS CLAVES DEL VIAJE

  • A – Practica yoga para entrar en simbiosis con el ambiente relajado de Popoyo
  • E – Aunque alquilan tablas de surf en cada hotel, mejor llevar la propia si es el caso
  • N – Recupera el gusto por las noches de lectura: es el lugar ideal sin ninguna duda

CONTENIDO RELACIONADO

Tomado de: ABC.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: