Universos paralelos. La idea del multiverso aparece en un texto del siglo XIII


El modelo imperante entonces era el de Aristóteles, que postulaba que había nueve planetas, esferas, una dentro de la otra, con el planeta Tierra en el centro.

Ciencia | 02/04/2014 – 15:19h

Ya se hablaba del concepto multiuniverso en el siglo XIII
Ya se hablaba del concepto multiuniverso en el siglo XIII (EP)

Madrid. (EP).- La idea de que el Universo puede ser uno entre muchos ha intrigado a los cosmólogos modernos desde hace algún tiempo. Pero parece que este concepto de multiverso ya podría ser un tema de estudio en la Edad Media, según sugiere un texto en latín del siglo XIII.

Un equipo de científicos británicos han llevado a cabo un estudio sobre este texto antiguo, llamado De Luce, en el que se han encontrado indicios de que el filósofo inglés que lo escribió en 1225 ya jugaba con conceptos similares a los del multiverso.

Se trata de Robert Grosseteste, considerado como “una de las mentes más deslumbrantes de su generación, alabado por sus sucesores como líder genio, teólogo, político y matemático”. Para descubrir lo plasmado por este filósofo, que plasmó en el texto sus ideas como si fueran ecuaciones matemáticas modernas, los investigadores utilizaron un ordenador para resolver estas ecuaciones, y para ver si eran capaz de ilustrar el universo como Grosseteste lo había imaginado.

En esa época el modelo cosmológico dominante fue el desarrollado por Aristóteles, quien postuló que había nueve planetas (llamados esferas), una dentro de la otra, con el planeta Tierra en el centro. En De Luce, Grosseteste supone que el universo nació de una explosión que empuja todo, la materia y la luz, a partir de un solo punto, una idea que es sorprendentemente similar a la moderna teoría del Big Bang .

“Al principio, la materia y la luz estaban vinculados entre sí. Pero la rápida expansión llevó finalmente a un ‘estado perfecto’, con la cristalización de la luz-materia y la formación de la esfera exterior -el llamado firmamento- del cosmos medieval”, escribió el filósofo británico.

Además, asume que la materia cristalizada también irradiaba una luz especial, a la que llama lumen. Ésta es irradiada hacia el interior, recolectando la materia “imperfecta’ que se encuentra, un comportamiento similar a la forma en que las ondas de choque se propagan en una explosión de supernova.

Por su parte, la materia “perfecta” cristaliza en otra esfera incrustada dentro de la primera y también irradia luz. Eventualmente, en el centro, la materia “imperfecta” restante forma el núcleo de todas las esferas, la Tierra.

La descripción es “exacta”

Después de simular a través del ordenador las ecuaciones expuestas por el antiguo científico, los investigadores descubrieron que el universo imaginado por Grosseteste podría haberse formado exactamente como él lo describió.

“Sorprendentemente, la simulación por ordenador muestra que la descripción de Grosseteste es exacta”, ha señalado el autor principal, Richard Bower. “Los resultados nos dan una apreciación mucho más profunda de la ciencia en el siglo XII”, ha añadido.

A su juicio, este estudio, aceptado en las actas de Royal Society A, demuestran que la comunidad científica moderna había “subestimado por completo la profundidad del argumento lógico en la Edad Media”.

A pesar de este gran hallazgo, el razonamiento de Grosseteste tiene también sus fallos. Uno de ellos es que su teoría sólo funciona si hay el número correcto de las esferas celestes y si están correctamente ordenadas, lo que ocurre sólo si hay puntos de partida muy específicas.

“Por sí solas, las leyes de Grosseteste no son suficientes para producir el universo en el que pensó que vivía”, ha apuntado Bower. De hecho, el filósofo medieval se dio cuenta de este problema. Para hacer frente a ello, añadió una razón de más para explicar por qué había “exactamente nueve esferas celestes más una “imperfecta Tierra”, una explicación similar al razonamiento aplicado en la cosmología moderna.

Hoy en día, las leyes de la mecánica cuántica y la relatividad general se utilizan para explicar el origen del cosmos, pero no nos dicen la cantidad de materia normal, la materia oscura y la energía oscura en el universo. “Para explicar esto, los cosmólogos a menudo apelan a alguna nueva teoría, como una teoría de la supersimetría, por ejemplo”, ha explicado Bower.

Las teorías actuales

En otras palabras, los modelos actuales trabajan para sólo ciertos valores específicos, y si los valores son elegidos al azar, la explicación falla. Así, para satisfacer estas condiciones, algunos físicos sugieren que existen un multiverso, de manera que, cualquier resultado puede explicarse si no en la nuestra, en un universo vecino.

De la misma manera, si los parámetros en el modelo de Grosseteste se modifican, habrá un número diferente de esferas alrededor de la Tierra. Y aunque De Luce nunca menciona el término multiverso, Bower dijo que el filósofo “parece darse cuenta de que el modelo no predice una solución única, y que hay muchos resultados posibles”.” Él tiene que escoger un universo de todas las posibilidades”, ha concluido.

Tomado de: La Vanguardia.com

Artículos / Noticias relacionadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: