Elaine de Kooning, la maestra del retrato expresionista que brilló en un universo de egos masculinos


La pintora estadounidense, casada con el superestrella Willem de Kooning, fue una de las más apasionadas y dotadas artistas del siglo XX dedicadas al retrato • Se movió en un círculo de hombres sobrados de vanidad y pintó reveladoras imágenes de la intelectualidad y la política cuyo valor ha crecido con el tiempo • La National Portrait Gallery de Washington dedica una retrospectiva a la artista que retrató a JFK, Pelé, Allen Ginsberg, Merce Cunningham, Ornette Coleman…

JOSE ÁNGEL GONZÁLEZ
19.03.2015 – 07:30h

Autorretato de Elaine de Kooning
SELF-PORTRAIT #1 BY ELAINE DE KOONING, C. 1942 Autorretato de Elaine de Kooning en sus primeros años como artista (Michael and Susan Luyckx © Elaine de Kooning Trust)

“Cuando pinto un retrato, pinto a la persona. Nunca pinto a la gente sonriendo porque las sonrisas son una respuesta a los demás. Un retrato debe ser una respuesta a la propia soledad del modelo”. Elaine de Kooning (1918-1989) era tan radical en sus postulados que a veces borraba los rasgos faciales de los intelectuales que posaban para ella porque no le gustaba que el gesto del modelo estuviera condicionado: deseaba aislarlo. Lo hizo, por ejemplo, con el escritor Frank O’Hara, a quien directamente presenta, en un retrato de cuerpo entero, con la cara embadurnada. “O’Hara es más O’Hara sin cara”, explicaba la artista.

La pintora, una de las más brillantes artistas plásticas estadounidenses del siglo XX, fue también una creadora secreta que no alcanzó en vida el reconocimiento que merecía. Le tocó estar casada con un superestrella, el también pintor Willem de Kooning (1904-1997), uno de los padres del expresionismo abstracto, y vivir en un círculo de hombres sobrados de egolatría y vanidad. La retrospectiva Elaine de Kooning: Portraits (Elaine de Kooning: retratos), en la National Portrait Gallery del Smithsonian de Washignton hasta el 10 de enero de 2016, reivindica a una artista a menudo “eclipsada” por el trabajo de su marido.

‘No pinto a la sombra de Willem, pinto bajo su luz’

La exposición constata que estamos ante una de las “principales responsables del prestigio del arte estadounidense de la segunda mitad del siglo XX como innovador, audaz y altamente individualista”, dice Kim Sajet, directora del museo. La comisaria de la muestra, Brandon Brame, matizó que Elaine de Kooning no se sentía desplazada por la poderosa figura de su marido: “Solía decir que no pintaba a la sombra de Willem, pintaba bajo su luz”.

Nacida en Nueva York en una familia que siempre la animó a pintar lo que veía, la artista se integró desde el primer momento en las filas de expresionismo abstracto —el primer movimiento no figurativo genuinamente estadounidense y el combustible que el arte de este país necesitaba para colocarse a la cabeza del mundo—. Conoció a Willem, que había emigrado desde Holanda a finales de los años veinte, en la vibrante escena de Manhattan de la década siguiente, se casaron en 1943 y compartieron estudio y amistades pero mientras él se consagraba la mujer no logró exponer en solitario hasta 1954.

Firmaba ‘E d K’ para evitar confusiones

Elaine, que firmaba sus cuadros con las iniciales E d K para evitar confusiones con los del marido, desarrolló un estilo propio, con trazos fluidos, colores vibrantes y agresivos brochazos, logró desarrollar una carrera sólida y con identidad propia en el ambiente artístico neoyorquino de las décadas de los años cuarenta y cincuenta en el que ella era una excepción entre hombres.

Aún así, gran parte de sus cuadros nunca fueron comprados y están actualmente en poder de sus herederos o de amigos y la retrospectiva de Washington —integrada por casi 50 obras entre óleos, dibujos y acuarelas— muestra piezas que jamás se habían expuesto en público. “Elaine era un género en sí misma. Se concentró en los retratos expresionistas abstractos, en los que buscaba evocar la sintaxis del cuerpo y sus movimientos”, añade Brame.

Al modelo más conocido, JFK, lo retrató en unas vacaciones

Ante Eleaine de Kooning posaron escritores como Allen Ginsberg; el bailarín Merce Cunningham; el pintor Alex Katz; el músico de free-jazz Ornette Coleman, el futbolista Pelé, en la época en que jugaba en el Cosmos de Nueva York durante los años ochenta y, claro, su marido.

El modelo más conocido fue, sin embargo, el presidente John Fitzgerald Kennedy, a quien retrató en durante unas cortas vacaciones del político en Palm Beach (Florida). A JFK, que posaba de buen grado porque admiraba a la artista, lo pintó en todas las técnicas: óleo, acuarela, lápiz y carboncillo.

“Estaba en Palm Beach cuando lo asesinaron”, explica la pintora en una de las entrevistas en vídeo que pueden verse en la exposición. “Tenía 35 óleos y unos 50 dibujos de él y los reuní. Vistos todos en conjunto eran un verdadero retrato porque allí estaba cada aspecto de su personalidad y su persona y esa es mi idea de lo que un retrato debe ser. Dejé de pintar ese día, cuando me enteré del asesinato. No pude seguir trabajando”.

Nunca se divorciaron aunque dejaron de convivir

Esta artista oscurecida en vida por la abrumadora presencia del marido —los De Kooning vivieron separados durante durante más de treinta años, pero nunca se divorciaron y Elaine cuidó de Willem cuando a este le fue diagnosticado Alzheimer— es dueña de una obra que ha ganado valor con el tiempo. Sus retratos tienen una cualidad reveladora que los hace únicos y nadie discute hoy que son los mejores de la escuela del expresionismo abstracto.

“Cuando pinto un retrato no pienso en nada más que en colores y formas. Pinto emocionalmente y la imagen siempre nace de esa emoción”, afirma Elaine de Kooning en otra de las entrevistas añadidas a la exposición que la redescubre.

Visitar Fotogalería

Tomado de: 20 Minutos.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: