Palabra del Día. Jacinto


Hyacincthos era el nombre del hijo de la musa Clío, un joven dotado de gran belleza y muy amigo de Apolo, por más que las malas lenguas dijeran que el dios del Sol se había apasionado por él. Un día, Apolo lanzó el disco con tan mala fortuna que el viento lo desvió y alcanzó a Jacinto en la cabeza, y lo mató en forma instantánea. Desolado por el accidente, Apolo transformó la sangre que salió de la herida de su amigo en una flor de color azul o, a veces, violeta: el jacinto.

Debido a su bella tonalidad, este nombre se le dio también a una piedra semipreciosa, el circón, que es considerada, por alguna razón desconocida, como símbolo de la lealtad e indicada para la meditación. No obstante, hay piedras de circón de otros colores, tales como rojo y amarillo.

El nombre de Hyacincthos pasó como Hyacinthus al latín y como Hyacinthe al francés, del cual llegó al español bajo la forma Jacinto. El nombre de la planta se registró por primera vez en nuestra lengua en 1438.

Fuente: El Castellano.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: