Palabra del Día. Epanadiplosis


La epanadiplosis es una figura retórica que consiste en repetir, al final de una oración, la misma palabra con la que había comenzado, a fin de obtener un efecto expresivo. Son ejemplos de epanadiplosis en la literatura hispanoamericana:

Verde que te quiero verde. (Federico García Lorca)
Última amarra, cruje en ti mi ansiedad última. (Pablo Neruda)
Silencio de la noche, doloroso silencio (Rubén Darío)

La palabra proviene del griego επαναδιπλωσις, y tenía en esa lengua el mismo significado, a partir de otro anterior, de ‘duplicación, reiteración’. Era equivalente a epanalepsis επαναληψσις, también recogida en castellano.

El vocablo griego, que nos llegó a través de los romanos, provenía del verbo anadiploun αναδιπλωυν ‘doblar, plegar’, a partir del adjetivo diplous διπλωυν ‘doble’. Anadiploun dio lugar también al nombre de otra figura retórica, la anadiplosis, que consiste en repetir la última parte de un grupo sintáctico de un verso, al comienzo del siguiente:

Oye, no temas, y a mi ninfa dile, / dile que me muero. Esteban Villegas (s. XVII).
Mal te perdonarán a ti las horas; / las horas que limando están los días, / los días que royendo están los años. Luis de Góngora, siglo XVII.

Recordemos finalmente que diplous está también en el origen de diploma.

Fuente: El Castellano.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: