En Fotos: el uruguayo Pablo Albarenga elegido “Fotógrafo del año” por Sony


9 de junio 2020

El uruguayo Pablo Albarenga fue elegido “Fotógrafo del año” en los Sony World Photography Awards 2020, que recibió más de 345.000 imágenes de 203 países del mundo. Su trabajo, le dijo a BBC Mundo, busca “visibilizar el vínculo con el territorio de quienes viven en la Amazonía”.

Ampliar imagen
Los dípticos de Pablo Albarenga retratan la lucha de comunidades indígenas de la selva amazónica por preservar sus territorios de la agroindustria y la deforestación. “En la Amazonía viven 30 millones de personas, pero cuando hablamos de ella solo hablamos de árboles, de oxígeno, de especies por descubrir. Nos olvidamos de las personas. Este trabajo busca evidenciar su relación con el territorio y hacerla tangible”, le contó a BBC Mundo. En la imagen: Nantu, un joven achuar de Ecuador que lidera un proyecto de barcos fluviales con energía solar. Quiere que su pueblo deje de depender de la gasolina.

Ampliar imagen
Tupí fue la primera mujer de su comunidad en declarar que sufrió violencia por ser mujer. Fue el primer paso para abordar el tema de la violencia de género en su aldea, al lado del río Tapajós, en la Amazonía brasileña. “Las personas a las que fotografié en este proyecto significan muchísimo para mí”, dice Albarenga. “Les debo un agradecimiento eterno. Han sido grandes maestros y han tenido un impacto muy grande en mi vida y en mi forma de ver el mundo”.

Ampliar imagen
Para muchas mujeres achuar, dar a luz es un tema tabú. Cuando llega el momento, las madres abandonan sus hogares y dan a luz solas en la selva tropical. Vero es parte de un proyecto de atención médica que apoya a las mujeres durante el embarazo y después de dar a luz. “Latinoamérica, al igual que otros países y continentes colonizados, ha sido narrado a través del exotismo y por miradas foráneas”, dice el fotógrafo. “Tenemos que darles a las personas de la selva amazónica el lugar que les corresponde”.

Ampliar imagen
Joane lidera un grupo de jóvenes para defender la selva tropical de la contaminación plástica en su pueblo, en la Amazonía baja de Brasil. La contaminación plástica llega a Suruacá a través de diferentes medios, como el envasado de alimentos y bebidas o los desechos arrojados desde el emergente complejo turístico al otro lado del río. Joane pide a las autoridades que implementen un sistema de recolección de desechos y promuevan el reciclaje en su aldea. “Haber ganado el premio al ‘Fotógrafo del año’ es una linda excusa para poner estos tema sobre la mesa”, dice Albarenga.

Ampliar imagen
ulián lucha para proteger a su comunidad de la amenaza de la deforestación, que ya está afectando a sus vecinos indígenas shuar. “En este momento, mientras conversamos, hay gente talando árboles e invadiendo territorios. No existe la cuarentena para este tipo de actividades”, dice el autor de la imagen.

Ampliar imagen
“Nosotros buscamos entenderlo todo según nuestra forma de concebir el mundo y eso arrasa con todo lo que sea diferente. Es otra forma de colonización. Vivimos en una sociedad enferma, gobernada por un consumo excesivo e innecesario”, dice Albarenga. En la imagen, José, uno de los líderes achuar en la comunidad Sharamentsa, que defiende su selva tropical generando proyectos en colaboración con organizaciones externas.

Ampliar imagen
Drica es la primera mujer elegida como coordinadora del territorio de Quilombola. Representa a las cinco comunidades que viven en la Amazonía brasileña. Uno de los desafíos que enfrenta son los madereros, ansiosos por llegar a acuerdos con la comunidad. Pero para ella el mayor reto es un gran proyecto de represa hidroeléctrica que probablemente recibirá luz verde del gobierno y que no solo destruirá el entorno del río sino que también desplazará a las comunidades de su tierra natal. “Estamos financiando el genocidio indígena a través del consumo, pero estas noticias quedan a la sombra de otras más grandes”, dice el fotógrafo.

Ampliar imagen
Ednei es un joven líder indígena arapiun que recientemente se unió a la guardia de la Tierra Indígena Maró, en la Amazonía brasileña. Llevan a cabo ritmos de vigilancia, observando a los madereros ilegales y los cazadores furtivos que roban de su tierra sagrada. “Nuestra forma de pensar en la Amazonía es muy egoísta. Estamos alimentando un sistema que oprime a muchos en beneficio de unos pocos”, dice Albarenga.

Tomado de: BBC Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: