La profética tumba del Papa maldito que pactó con el Diablo

30 diciembre, 2015

La historia de Silvestre II está repleta de leyendas y exageraciones, que derivan básicamente de su interés por la ciencia árabe y por haber vivido el simbólico cambio de milenio al frente de la Iglesia.

CÉSAR CERVERA
30/12/2015 a las 01:54:43h

Silvestre II y el Diablo en una ilustración de 1460
Silvestre II y el Diablo en una ilustración de 1460 / Wikimedia

La archibasílica de San Juan de Letrán en Roma fue antes que la de San Pedro el epicentro del poder pontificio y la morada eterna de algunos papas medievales. Entre estos destaca la tumba dedicada al enigmático pontífice Silvestre II, también conocido como el Papa Mago o el Papa Druida, a la que se le achaca el poder de predecir la muerte de los sucesores de San Pedro. Así, el sepulcro destila agua y registra ruidos de huesos cuando el fallecimiento de un pontífice es inminente. O al menos eso dice una leyenda surgida en medio del ruido del cambio del primer milenio.

Lee el resto de esta entrada »


El mito de la Inquisición española: menos del 4% acababan en la hoguera

4 diciembre, 2015

El Santo Oficio fue un aparato represivo que causó un brutal retraso en España, pero su historia está salpicada de mitos en una Europa donde la persecución religiosa fue todavía más cruel • Frente a las 25.000 mujeres ejecutadas por brujas en Alemania, se calculan 300 casos en España

CÉSAR CERVERA
04/12/2015 a las 03:35:26h.

Cuadro 'Auto de Fe'
Cuadro ‘Auto de Fe’ presidido por Santo Domingo de Guzmán de Pedro Berruguete (c. 1500) – Wikimedia

Los inquisidores españoles aparecen representados en películas y novelas como sádicos fanáticos que hicieron de España el territorio más atrasado de Europa y quemaron a una cifra interminable de judíos, brujas, musulmanes y sobre todo protestantes. El episodio más terrible y despiadado para atacar a la Iglesia Católica. No en vano, el Santo Oficio fue un mecanismo inherente a la Edad Moderna, que, a diferencia de la inquisición medieval, respondía directamente a la autoridad real, se empleaba como un órgano de control social y no aceptaba como válidos los testimonios obtenidos por tortura. Y si bien la cifra de muertes que causó la actividad del Santo Oficio en la Península Ibérica fue muy inferior a la que produjeron las guerras de religión, que desangraron Francia, Alemania o Inglaterra durante los siglos XVI y XVII, en el imaginario popular son los españoles los únicos que se ganaron la fama de radicales sanguinarios.

Lee el resto de esta entrada »


El largo viaje de la Sábana Santa

20 julio, 2015

La historia de la Síndone. ¿Cómo llegó de Jerusalén a Turín?

Por Dante Mantelli
junio de 2015

Reproducción del sudario
El Museo de la Síndone de Turín expone más de 160 objetos, además de filmaciones e imágenes (como esta reproducción) relacionadas con el sudario. El original, conservado en la catedral, solo se expone al público durante las ostensiones. Así, el museo es el único lugar donde el creyente puede «acercarse a la Síndone» / Foto: Marco Ansaloni

La Síndone, la Sábana Santa con la imagen de un hombre con los ojos cerrados, rubio y de bellas facciones, nos lleva, por obra de una larga y consolidada tradición, hasta Jesús. Solo Dios sabe si es de factura divina, si esa sangre de color óxido es la que derramó Cristo en el Gólgota y si ese ca­­bello y esa barba son del Nazareno. Solo Dios tiene la clave del misterio: así lo creen los fieles y peregrinos que acuden a Turín con motivo de la ostensión. Según Gian Maria Zaccone, director científico del Museo de la Síndone de Turín y autor de un erudito manual-síntesis de toda la literatura sindonológica, «la historia nos muestra que a los fieles no les interesan los debates científicos: lo que ellos ven y sienten frente a esa imagen es una evocación de la figura de Cristo, de cuya contemplación surge la devoción, que no ha faltado en ninguna época».

Lee el resto de esta entrada »


Beato Romero, el día que la Iglesia reconoció al santo de los salvadoreños

24 mayo, 2015

Y vio la Iglesia que era bueno. Un día reconoció a Óscar Romero.

uan Paullier
BBC Mundo, San Salvador
(@juanpaullier)

Beatificación de Óscar Romero
“En virtud de nuestra autoridad apostólica facultamos para que el venerado siervo de Dios, Oscar Arnulfo Romero Galdámez (…) en adelante se le llame beato”, aseguró el cardenal Angelo Amato al leer una carta del papa Francisco.

“San Romero de América”, santo para el pueblo católico de El Salvador desde el momento en que el arzobispo de la capital fue asesinado mientras daba misa 35 años atrás, es desde este sábado beato.

En una ceremonia en la capital del país de poco más de dos horas y media de duración, el cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, dijo la palabra tan esperada.

Lee el resto de esta entrada »


Exorcismos e Iglesia Católica: “La mayoría de los casos son trastornos psiquiátricos”

19 abril, 2015

Sacerdotes especializados recomiendan siempre acudir a un especialista médico antes que a ellos • Piden no caer en el sensacionalismo y aclaran que los casos estudiados como posesión demoniaca pueden ser “uno entre cien mil” • Explican que el “sacramento” del exorcismo es un rito de oración que guarda cierta similitud con lo que ha retratado el cine y la literatura, aunque no tan violentos.

EFE. 18.04.2015 – 20:28h

San Francisco de Borja realizando un exorcismo con un crucifijo
San Francisco de Borja realizando un exorcismo con un crucifijo. (GOYA)

La mayoría de los casos de presunta posesión demoníaca son trastornos psiquiátricos, aunque expertos reunidos esta semana en Roma en un congreso sobre exorcismo han advertido de que no se puede obviar “el influjo” del maligno ni frivolizarlo.

La Iglesia no cuenta con ningún estudio que cifre un número de posesiones demoníacas pero el sacerdote español Pedro Barrajón dijo esta semana que son la minoría de los casos notificados ya que el resto suelen ser fruto de trastornos psiquiátricos. “Uno entre cien mil, puede ser”.

Lee el resto de esta entrada »


Palabra del Día. Simonía

6 abril, 2015

Es la compra o venta de bienes espirituales o muy vinculados al mundo espiritual o religioso, un acto que está prohibido por la mayor parte de las religiones.

El nombre simonía fue tomado de Simón el Mago, quien intentó comprar a los discípulos de Jesucristo el poder de hacer milagros, como se narra en Actos de los Apóstoles (8:18).

En los primeros siglos después de Cristo, cuando los fieles de la nueva religión eran perseguidos, no se habían registrado casos de simonía, pero a partir del momento en que Constantino reconoció el cristianismo como religión oficial del Imperio romano, los dignatarios cristianos adquirieron poder e influencia, y se conocieron algunos casos. Esto obligó a la Iglesia a legislar al respecto, y calificó la simonía como un grave pecado.

El Concilio de Calcedonia, que tuvo lugar en 451, estableció prohibiciones y penas para los obispos, sacerdotes y diáconos que se vieran tentados de vender objetos sagrados y reliquias. La simonía resurgió en Europa en los siglos IX y X, hasta que el papa Gregorio VII (1073-1085) atacó el problema con nuevas leyes y castigos.

Fuente: El Castellano.org


Tras los secretos de las catacumbas de Santa Priscila

4 abril, 2015

Cuando los arqueólogos comenzaron a excavar las catacumbas de Santa Priscila en Roma a finales del siglo XIX esperaban encontrar un tesoro: los monumentos tallados y vibrantes frescos que suelen decorar los antiguos cementerios subterráneos.

Amanda Ruggeri
BBC Culture
3 abril 2015

Uno de los pasillos de las catacumbas de Santa Priscila
Las catacumbas de Santa Priscila siguen siendo, en cierta forma, tan peligrosas como lo señalaban las enseñanzas de la iglesia.

Pero en su lugar hallaron devastación.

El sarcófago de mármol del interior estaba hecho añicos, escribió el estudioso encargado de la excavación, Rodolfo Lanciani.

Los lujosos mosaicos que en algún momento decoraron las paredes habían sido arrancados, al igual que las incrustaciones de mármol, “y el altar estaba desmantelado y los huesos dispersos”.

Lee el resto de esta entrada »