George Osodi retrata a 20 de los 80 reyes de Nigeria, el país con más monarcas del mundo


El reportero nigeriano entró en los palacios para mostrar la vida de los muchos reyes nigerianos, de dinastías anteriores a la independencia de 1963 • Aunque carecen de poder ejecutivo, actúan como intermediarios entre las tribus y la administración y su estatus es reconocido constitucionalmente • Algunos circulan en Rolls y figuran entre los monarcas más ricos del continente, como Oba Obateru Akinrutan, rey de los Ugbo, en cuyas tierras hay petróleo.

JOSE ÁNGEL GONZÁLEZ
03.03.2015 – 06:28h

Su Majestad el Real Agbogidi Obi Ikechukwu Anyasi James II
HRM AGBOGIDI OBI IKECHUKWU ANYASI JAMES II, OBI DE IDUMUJE UNOR, 2012 Su Majestad el Real Agbogidi Obi Ikechukwu Anyasi James II, “Obi” (Rey) de Idujume Unor (Nigeria) (‘Royals y Regalia: Dentro de los Palacios de Reyes de Nigeria “. Las fotografías recientes de © George Osodi)

Nigeria, el país más poblado de África —y el séptimo del mundo, con más de 165 millones de habitantes—, era un puzzle de pequeños reinos tribales antes de ser conquistada y rebajada a la condición de colonia por el Reino Unido. Tras la independencia, que se formalizó en 1963, el país decidió mantener algo de aquel andamiaje —la división administrativa es de 36 estados— para intentar evitar los enfrentamientos entre etnias. De esta forma se convirtió en la nación del mundo con más reyes y reinos, casi ochenta.

El reportero George Osodi, quizá el más conocido de los fotógrafos nigerianos —sobre todo por su trabajo sobre la salvaje extracción sin contemplaciones ni control de petróleo en el delta del río Níger, con reservas de 15.600 millones de barriles—, muestra la proliferación de monarquías retratando desde dentro la vida de una veintena de reyes. Royals and Regalia: Inside the Palaces of Nigeria’s Monarchs (Reyes y vestiduras: dentro de los palacios de los monarcas de Nigeria), en el Newark Museum (Nueva Jersey – EE UU) hasta el 9 de agosto, muestra una selección de la serie.

‘Pacificadores’

Las fotografías de Osodi, según explica el reportero, pretenden mostrar la “diversidad de Nigeria” y, más allá de los retratos, explorar el ambiente en el que viven los protagonistas, que actúan como “custodios de la herencia sociocultural del país” y “pacificadores” en asuntos civiles, en los que median entre individuos y también en conflictos de importancia menor entre los súbditos y la administración. La función de los reyes no es meramente nominal: su estatus como líderes étnicos y políticos está reconocido por la constitución de Nigeria y sus funciones van de las meramente protocolarias hasta la de servir como intérpretes al inglés, idioma oficial de la república, de los dialectos tribales.

Queridos y respetados por sus pueblos, verdaderos reyes del siglo XXI Los monarcas son “un espejo de las ricas tradiciones del país”, añade Osodi, que resalta la función de los reyes como elementos que “ayudan a mantener la unidad y, en ningún caso, fomentar la división” entre los nigerianos. Algunos de los reyes son descendientes de monarquías que existen desde los tiempos de la esclavitud y otros proceden de dinastías de la época de dominación colonial. “En los viejos tiempos fueron mostrados de forma inhumana e incluso humillante. Quise mostrarlos como personas queridas y respetadas por sus pueblos como verdaderos reyes del siglo XXI”, resume el fotógrafo.

Posando en palacios

Gracias a su fama como reportero, Osodi logró acceder a los palacios reales, espacios que habitualmente están vedados a la entrada de visitantes. Las fotos muestran a monarcas posando en ricamente ornamentados vestuarios reales, sentados en los tronos, rodeados de sus consejeros en juntas de debate o posan con sus varias esposas. Pese a que mantienen portes regios y son tratados y venerados como líderes de sus comunidades, hay notorias diferencias entre los monarcas nigerianos: algunos circulan en Rolls Royce oficiales, como el emir de Kano, Alhaji Ado Abdullahi Bayero, y otros llevan una vida menos ostentosa. Sólo hay una reina, Hajiya Hadizatu Ahmedu, monarca de Kubwada, que aparece retratada ante unas humildes viviendas de adobe.

Son símbolos vivientes de un patrimonio cultural único Desde el deseo de “documentar África desde una perspectiva africana” y mostrar a los personajes como “símbolos vivientes de un patrimonio cultural único en el globalizado mundo presente”, Osodi a buscado que los retratos reflejen la “pompa y esplendor” de las monarquías: los reyes aparecen vestidos con túnicas adornadas con complejos bordados, brocados suntuosos y colores vibrantes, con tocados de cuentas, joyas y otras insignias. El fotógrafo dice que ha tomado como modelo las fotos de la realeza europea trasladándolo a los palacios nigerianos.

En las listas de ‘Forbes’

Entre los reyes nigerianos, casi todos licenciados en Economía o Empresariales en exclusivas universidades inglesas, figura el segundo monarca más rico de África tras el de Marruecos. Se trata de Oba Obateru Akinrutan, rey de Ugbo Land, quien, gracias a la fundación de una empresa petrolera, ha amasado una fortuna de 300 millones de dólares (268 millones de euros) desde que ascendió al trono en 2009, según la revista Forbes. También Alayeluwa Oba Okunade Sijuwade, el Rey de Ife, aparece en el ranking, con una fortuna personas de 75 millones de dólares (67 millones de euros).

Visitar Fotogalería

Tomado de: 20 Minutos.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: